Viral

Video: Incontrolable plaga de ratones en Australia

Los roedores, además de arrasar con las cosechas de las áreas rurales, invaden las casas y granjas e incluso han provocado el cierre de varios hoteles. Las medidas de control siguen siendo insuficientes

RT Noticias

sábado, 27 marzo 2021 | 12:55

Australia.- Varias localidades de los estados australianos de Queensland y Nueva Gales del Sur afrontan desde hace semanas una infestación de miles de ratones que viene afectando principalmente a los agricultores, quienes la han descrito como la peor plaga de estos animales en décadas, informa la agencia Reuters.

Los roedores, además de arrasar con las cosechas de las áreas rurales, invaden las casas y granjas e incluso han provocado el cierre de varios hoteles, que no han podido mantener sus habitaciones libres de los animales. De acuerdo con el diario The Guardian, al menos tres pacientes fueron mordidos mientras estaban siendo tratados en hospitales regionales.

Desde la Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia (CSIRO, por sus siglas en inglés) aseguran que este fenómeno es el resultado de una cosecha de granos inusualmente abundante, que ha atraído a muchos más ratones de lo habitual. Steve Henry, investigador de ese organismo, explica además que el otoño cálido y húmedo que vive la región ha hecho que los roedores hayan seguido reproduciéndose, lo que significa que su población podría no ralentizarse pronto. Una sola pareja reproductora puede producir una nueva camada cada 20 días aproximadamente, dando a luz a más de 500 crías en una temporada, afirma al respecto un campesino de la ciudad de Wagga Wagga, en Nueva Gales del Sur.

Ante este panorama, los lugareños han estado implementando medidas que incluyen el uso de trampas, veneno y repelentes de olores, e incluso un agricultor en Queensland recibió un permiso a comienzos de mes para lanzar cebos venenosos desde un dron. Asimismo, se está enfatizando en un mejor manejo de los desechos de alimentos, la limpieza de jardines alrededor de los edificios, el bloqueo de drenajes y el sellamiento de puertas y ventana para impedir su paso. No obstante, los esfuerzos parecen ser insuficientes y la situación sigue fuera de control.

Además de las pérdidas económica en las cosechas, estimadas en cientos de miles de dólares, la plaga podría convertirse en un serio problema de salud pública. Las presencia de ratones —y de sus desechos— por todas partes (armarios, despensas de comida, sobre las camas y entre la ropa) aumenta el riesgo de enfermedades como la salmonelosis. Ingerir alimentos o bebidas contaminados con heces de roedores, que suelen ser portadores de la bacteria salmonela, puede causar gastroenteritis aguda, explica el portal Live Science.